Barcelona in 4 Days - What to do

Barcelona en 4 días. Qué hacer.

Bienvenidos a Barcelona,  una ciudad repleta de cultura, buena gastronomía, arquitectura, de calles por explorar, plazas con encanto donde tomarse un pequeño descanso, tiendas de ropa, zapatos y diseño local, así como de una vida nocturna que no cesa hasta que se hace de día. Pero si necesitáis un poco de orientación para no acabar siempre en el mismo punto, estas son nuestras propuestas.

Día 1. La Ciutat Vella

mercat de la boqueria

Plaza Cataluña

Empezamos la ruta en Plaça Catalunya. el centro neurálgico de la ciudad, tanto para el comercio como en transporte público. Aquí están los famosos grandes almacenes como El Corte Inglés.

La Catedral de Barcelona

Sin embargo, ir en el centro histórico es indispensable para conocer Barcelona. Puedes empezar por las Ramblas con todas sus casetas y recorrer los barrios Gótico y Born. Son los barrios antiguos de Barcelona que tienen un estilo típico catalán.
Más precisamente, en el barrio Gótico, podrás visitar la Catedral de Barcelona, una catedral de estilo gótico, construida entre los siglos XIII y XV sobre la antigua catedral románica. Rinde honor a Santa Eulalia, también conocida como la Mercè, patrona de Barcelona. Te invitamos a descubrir con más detalle la Catedral de Barcelona, gracias a nuestra guía de Barcelona, haciendo clic aquí.

Plaça Sant Jaume

Alberga dos palacios uno en frente del otro: el Palau de la Generalitat (a mano derecha llegando desde el carrer del Bisbe), sede del gobierno de Catalunya. Y el Ayuntamiento de Barcelona (a mano izquierda).
En la esquina de la Plaça Sant Jaume con el carrer de la Llibreteria, se encuentra Conesa, un famosísimo local de bocadillos de Barcelona.

Plaça del Pi

Esta bonita plaza alberga la Iglesia del Pi, que puede ser visitada. Es una plaza con mucho ambiente artístico con pintores callejeros que exhiben sus obras. Si miráis a la derecha en el carrer de Petrixol, encontraréis en la pared la representación de un «Auca», forma en que los catalanes explicaban sus cuentos populares y uno de los más famosos, el auca del Señor Esteve. Justo al lado, encontraréis la Chocolatería Dulcinea, ideal para tomar el clásico chocolate caliente con churros.

Mercado de la Boquería

A continuación, os recomendamos ir al Mercado de San José, conocido como La Boquería, que es un mercado original del siglo XII. Es el más grande de Europa y sin duda alguna el más famoso de Barcelona. Destacan su entrada modernista y sus curiosos puestos algunos de ellos especializados en un solo alimento (plátano, huevos, bacalao…).  En la Boquería hay un sinfín de puestos para comer. Sin duda el más famoso es El Quim de la Boquería (entrando, al fondo a mano izquierda). Su plato estrella son los Huevos Fritos con Llanqueta (pescado pequeño frito), aunque no están disponibles todo el año.
Si en el Quim hay demasiada gente, otros buenos sitios para comer en la Boquería son el Pinotxo (entrando a mano derecha) y el Universal (entrando a mano izquierda). Ambos comida de mercado de altísima calidad y precios algo más bajos que el Quim.
Si la Boquería se encuentra cerrada el día en que lo visitáis, os recomendamos el Irati, una de las mejores tascas vascas de Barcelona.

Día 2. Una ruta Gaudí

Parc Güell

La Rambla de Catalunya, calle peatonal y arbolada, una de las más caras de la ciudad, va desde Plaza Catalunya hasta la Avenida Diagonal. Está llena de comercios y de casas-palacetes que son dignas de ver.
Una vez que hayáis llegado a Avenida Diagonal, os recomendamos alcanzar el Passeig de Gracia (que se encuentra paralelo a Rambla Catalunya), la calle más glamorosa de Barcelona y uno de los mejores escenarios para disfrutar del modernismo arquitectónico de Barcelona. En este paseo encontraréis las siguientes dos visitas.

La Pedrera

La Pedrera fue la última gran obra civil que realizó Gaudí antes de dedicarse por completo a la Sagrada Família. Gaudí proyectó una fantástica casa con formas onduladas y vivas. A parte de la fachada destacan su desván y su azotea, curiosa por sus chimeneas y respiraderos. Gaudí proyectaba sus edificios como si fueran cuadros. La Pedrera representa el Mediterráneo con sus olas, mientras que las chimeneas son los yelmos de los vigías atentos a la llegada de piratas e invasores.

La Casa Batlló

La Casa Batlló es una de las obras más renombradas del arquitecto catalán modernista Antoni Gaudí, y destaca, no sólo por su espectacular fachada sino también por su interior. Está en la llamada «manzana de la discordia» porque en ella se encuentran, además de este edificio, otras obras de arquitectos modernistas contemporáneos con estilos muy diferentes. La Casa Batlló representa el dragón muerto por Sant Jordi, patrón de Catalunya. En la fachada podréis admirar la piel de diferentes colores del dragón, mientras que las columnas de la planta inferior son los huesos de los caballeros que fueron engullidos por el mismo. Los balcones representan también los yelmos de esos caballeros. El tejado de la casa es el lomo del dragón con sus escamas mientras que la torre es la espada de Sant Jordi clavada en su piel. Podéis observar como la empuñadura representa la cruz de Sant Jordi.

A continuación, os recomendamos visitar la Sagrada Familia y el Parc Güell, otras obras emblemáticas de Gaudí.

La Sagrada Familia

La Sagrada Familia, patrimonio mundial según la Unesco, es la obra más gigantesca de Antoni Gaudí. Catedral modernista inspirada en formas de la naturaleza, fue iniciada en 1882 y Gaudí se hizo cargo de la obra cuando sólo tenía 31 años, dedicándole el resto de su vida, los últimos quince en exclusiva. Cuando en 1926 murió Gaudí, sólo se había construido una torre y, después de más de 120 años, sus 8 torres actuales están lejos de las 18 que proyectó.

El Parc Güell

El Park Güell es un gran jardín diseñado por el arquitecto Antoni Gaudí. Ideado inicialmente como urbanización, fue inaugurado en 1922 como parque público (el promotor de la urbanización no consiguió vender las casas). Es el mejor ejemplo de la etapa naturalista del artista catalán, cuya principal fuente de inspiración eran las formas orgánicas de la naturaleza.

Día 3: Pasear por el Born

Santa Maria del Mar

El Born Centre Cultural

Empezamos en la zona del Born. No perdáis la oportunidad de visitar el Born Centre Cultural, una imponente estructura de hierro y cristal construida en 1876 y que fue el mercado central de la ciudad. Ahora tiene una librería y una zona gastronómica y, principalmente, acoge exposiciones y restos arqueológicos de la Barcelona del siglo XVIII.

La Iglesia Santa Maria del Mar y el Fossar de les Moreres

Desde allí podéis ir hasta la preciosa iglesia de Santa Maria del Mar, un espacio de tranquilidad, no sólo espiritual. Justo al lado se encuentra el Fossar de les Moreres, una plaza que podría pasar desapercibida, pero que tiene un gran valor para los barceloneses, y que fue construida sobre un cementerio donde se le dio sepultura a quienes murieron luchando por la defensa de la ciudad durante el Asedio de Barcelona de 1714. Su elemento primordial es un pebetero con una llama que no se apaga nunca, en memoria de los caídos.

Descansa en las plazas del Born y visita el Museo de Picasso

Si el paseo os has dejado un poco cansados, podéis descansar en alguna de las plazas menos conocidas del Born, como Sant Pere de les Puel·les o Sant Agustí Vell. Atentos porque os las podéis saltar sin querer, y sería una verdadera pena. Si lo que buscáis, sin embargo, son grandes obras de arte, estáis de suerte, ya que os encontráis en las calles cercanas al Museu Picasso, que acoge obras de los años de formación del joven Picasso que sucedieron bastante cerca, en la escuela de arte La Llotja.

Ir de compras en El Born y respirar aire fresco en el Parc de la Ciutadella

Si cuando viajáis también le dedicáis tiempo a las compras, el Born está lleno de tiendas donde podréis encontrar zapatos de diseño u objetos diferentes para regalar. Algunos ejemplos son Ivori, una tienda exquisita con diseños locales, On land, con piezas para hombre y mujer, o Studiostore, que ofrece de todo, desde ropa o gafas a fundas de cojines muy originales.

Siguiendo vuestro camino llegaréis hasta el Parc de la Ciutadella, lugar ideal para respirar aire fresco y hacerse una idea de cómo los barceloneses utilizan este gran espacio verde: practicar deporte, hacer un picnic, jugar, escuchar música o relajarse leyendo un buen libro junto al lago.

Día 4: El Port Vell y la Barceloneta

Barceloneta

Al final de las Ramblas os encontraréis en el Port Vell (puerto viejo). Os recomendamos caminar (o pedalear) desde aquí hasta la Barceloneta -mirando al mar hacia mano izquierda.
El Monumento a Colón:
Se encuentra al final de las ramblas. Es uno de los más reconocidos monumentos de la ciudad condal. Se puede entrar en su interior y subir hasta un mirador que hay debajo de la estatua.

Drassanes

Al final de las ramblas, a mano derecha, veréis un enorme edificio de piedra. Es parte de las antiguas «drassanes» de Barcelona, los talleres en los que desde el siglo XIII se han construido cientos de embarcaciones. Hoy es el Museo Marítimo de Barcelona.

Maremagnum

Pasado Colón veréis un gran puente peatonal que cruza el puerto para unir la tierra con una isla artificial. Se trata del centro comercial Maremagnum.

Port Vell

Si cruzáis al otro lado de la Plaça del Portal de la Pau y empezáis a caminar hacia la Barceloneta, dejaréis a vuestra derecha el Port Vell. Mientras caminéis, no dejéis de mirar también los majestuosos edificios al otro lado del Passeig de Colom.

La Barceloneta

La Barceloneta es un barrio marinero construido durante el siglo XVIII con el objetivo de dar cabida a los habitantes del barrio de La Ribera, que habían perdido sus viviendas, mandadas demoler por Felipe V para construir el Arsenal de la Ciudadela. Este barrio es frecuentado por los locales los fines de semana para ir a comer y para acercarse a su playa, la conocida Playa de la Barceloneta. Además de su playa, merece la pena caminar por el Passeig de Joan de Borbó. La Barceloneta es la primera de las playas de Barcelona, la más cercana al centro de la ciudad y la que suele tener más ambiente.

¡Ahora sólo te falta descubrir por ti mismo la cultura, la historia y los otros encantos de la ciudad de Barcelona!

Related Post

Qué hacer en Semana Santa en Barcelona La primavera ha llegado y con ella la Semana Santa. Barcelona es una ciudad maravillosa para disfrutar de una de las fechas más esperadas del año, la semana santa. Este...
Fira de Santa Llúcia Barcelona 2016 Parece mentira, pero un año más la navidad se acerca casi sin darnos cuenta. Seguro que tenéis más presente el recuerdo del tacto de la arena de playa entre los pies que...
Barcelona en un fin de semana ¿Tienes pensado viajar a Barcelona un fin de semana y te gustaría verlo todo?. La clave es planificarse bien para poder disfrutar un gran fin de semana en la ciudad y po...