Sculptures in Barcelona

5 esculturas de Barcelona que no te puedes perder

Barcelona es la ciudad ideal para artistas y amantes del arte. En 1992, la ciudad le pidió a muchos artistas crear piezas únicas para embellecer la ciudad para los Juegos Olímpicos. Como consecuencia de ello, cuando disfrutas de un agradable paseo por las calles de la ciudad, se pueden encontrar esculturas inusuales, algunas más famosas que otras, pero todas ellas son el fruto del trabajo invertido para hacer de Barcelona una de las ciudades más emblemáticas y culturales del mundo.

5 esculturas de Barcelona que no te puedes perder

Descubre 5 de las esculturas más increíbles que puedes encontrar en la ciudad de Barcelona.

1. Barcino por Joan Brossa

Barcino street art

Durante la época romana, la ciudad de Barcelona fue bautizada con el nombre de «Barcino”. Esta escultura juega con la perspectiva, el medio ambiente y los materiales. Se encuentra en la Plaça Nova, en el barrio gótico, cerca de la fortificación romana y de la Catedral de Barcelona.

Joan Brossa creó esta pieza en 1992 y se instaló en 1994. Se trata de un homenaje a los orígenes romanos de Barcelona y ya se ha hecho común entre la muchedumbre que visita y paseo el barrio gótico de Barcelona.

2. Estel Ferit por Rebecca Horn

estel ferit barcelona

La escultura está compuesta por cuatro cubos apilados hasta diez metros de altura. Es conocida como «els cubs», los cubos, y está situada en la Barceloneta justo en frente del mar. Fue creada en 1992 cuando la ciudad se preparaba para albergar los Juegos Olímpicos. Esta obra de arte es un homenaje y recrea los “xiringuitos” de playa, los pequeños restaurantes que se ubicaban en el paseo marítimo y se retiraron para la reestructuración urbanística pensando en los Juegos Olímpicos del 92. Representa y plasma a la perfección la modernidad, el pasado y el amor por la innovación artística de Barcelona.

3. Gat por Fernando Botero

cat fernando botero

Desde 1987 y hasta 2003, este gato ha ido deambulando por toda la ciudad en busca de un lugar definitivo para quedarse. Primero, fue en el Parque de la Ciudadela, a continuación, cerca del Estadio Olímpico, años después, cerca de las Drassanes, y finalmente encontró su lugar en la Rambla del Raval. Esta escultura es muy bien conocida por los ciudadanos y representa un elemento habitual de nuestras vidas, pero con proporciones exageradas, típicas de las obras de Botero.

4. Mistos por Claes Oldenburg

Mistos Claes Oldenburg

Estascerillasde coloresse encuentran cerca delPabellón de la República cerca del Hospital de la Vall d’Hebron. El artistaeligióun elementocotidianoe insignificantey lo convirtió enuna obra de arte espectacular con 22 metros de altura.

5. Peix por Frank Gehry

Frank Gehry Barcelona

Situado a los pies del Hotel Arts, en el Port Olímpic, este pez gigante es uno de los símbolos de la ciudad post-olímpica. La luz del sol que refleja en las bandas de acero de oro hace que la escultura parezca que tenga escamas reales. El pez además, parece estar ondeando en el cielo como lo haría en el mar, y su aspecto orgánico no deja diferente a nadie.

Barcelona está llena de joyas artísticas, no te olvides de llevar tu cámara de fotos cuando pasees por las calles de la ciudad.